#55

De: мigue

09 02 pm

Categoría: photo

Deja un comentario

Volveremos a vernos, me dijiste.
Pero el mundo
es demasiado ancho cuando se espera a alguien.
Te amaré para siempre, susurraste.
Pero eterno
es la lenta caricia de unos labios fugaces.
Sin embargo,
me gusta que me traigas la eternidad del agua
en tu boca y tu risa cuando morías conmigo.

Y me paso los días recordando tu cuerpo,
escuchando tus pasos,
por todas las aceras de todas las ciudades,
o te espero despierto en las noches de frío.

Porque ahora,
mientras tomo despacio el desayuno
y ojeo el periódico,
sé que vives en este
poema de los lunes,
aunque ya no me quieras,
aunque nunca hayas vuelto.

Rodolfo Serrano

..

José González – Down The Line

<- Pincha para escuchar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: